Este proyecto analizará la programación televisiva, los programas y su influencia en la cultura popular del período 1956-1975. Se visionarán y estudiarán los materiales actualmente existentes en RTVE y en otras fuentes archivísticas (Archivo General de la administración y el propio de RTVE) y hemerográficas (las revistas internas de TVE durante estos años).

 El objetivo es analizar  los programas que definieron la televisión del período 1956-1975. No sólo se trata de analizar los formatos, sino también, y de forma complementaria, de situarlos en un contexto político y cultural para explicar por qué surgieron y para definir cuál fue su influencia y repercusión en la sociedad de la época y en nuestra herencia audiovisual. 

Pretendemos, como uno de los objetivos concretos, publicar una obra que se constituya como referencia clave sobre este tema. Esto sólo se puede conseguir si se tienen en cuenta 3 aspectos : la programación de TVE como proyecto, los programas y formatos en que se concretó y su influencia en los espectadores y, consiguientemente, en la cultura popular de la época.

En primer lugar es necesario abordar cómo era televisión española en esos años (condicionantes, características, límites), y realizar un análisis en profundidad de las estrategias de programación que se llevaron a cabo en la época, que siempre estuvieron condicionadas por el modelo de una televisión pública instituida por un régimen autoritario. También es preciso abordar la organización empresarial y financiera de esta primera televisión que ofrece claves para entender la actual: por ejemplo, el papel de la publicidad en la televisión franquista, caso único –entonces- en Europa.

En segundo lugar está el visionado y el análisis de los contenido de los programas que han definido la televisión franquista. La bibliografía actual está construida sólo a través de fuentes secundarias (prensa diaria y el semanario oficial Tele Radio), lo cual provoca distorsiones e impide tener conclusiones válidas sobre si los productos audiovisuales poseían o no calidad y originalidad.

Por último lugar resulta imprescindible acercarse al consumo de televisión. El estudio de las audiencias es crucial, ya que permitirá comprender las razones por las que el público conectaba más con unos espacios que con otros y, finalmente, descubrir en qué medida y en qué aspectos concretos la programación televisiva de esos años se constituye como un elemento clave de la cultura popular de entonces y también de ahora.